Barras de seguridad para puerta

Las barras de seguridad son sistemas compuestos por una barra de acero normalmente extensible que se coloca de forma vertical o transversal a la puerta de entrada de un domicilio aumentando considerablemente el nivel de seguridad. Impiden que la puerta se pueda abrir incluso después de haber conseguido forzar la cerradura, añaden otro obstáculo muy difícil de superar para los ladrones que de ninguna manera podrán acceder con tan solo emplear ganzúas o empujones y seguramente desistan en su empeño. Cuantas más medidas de seguridad añadamos más tiempo requerirá nuestra puerta para ser forzada y por lo tanto más arriesgado será el allanamiento, la mayoría de los asaltantes cambian de objetivo si ven que no pueden acceder rápidamente a un domicilio

Barra de seguridad vertical para puerta

Esta variedad de barra de seguridad es la opción más económica y sencilla, ya que no requiere de instalación. La mayoría de modelos consisten en una barra de acero telescópica cuyo extremo superior se fija a la manilla de la puerta y el inferior lo extendemos hasta quedar bien sujeto al suelo gracias a la presión y a su pie de goma dura. No solo impide que la puerta se abra sino también que la manilla pueda girar. Existen modelos compactos como el Door Jammer, casi igual de seguros pese a su reducido tamaño

Barra transversal de seguridad

Las barras que se colocan de forma transversal a la puerta ofrecen una protección superior aunque en este caso si que requieren de instalación. Los modelos básicos requieren de instalar dos cajas de bloqueo en la mampostería, en el marco uno a cada lado de la puerta, encajando el doble pestillo en los mismos al accionarse el cierre. Los modelos más avanzados incorporan un cilindro de seguridad que puede ser accionado tanto desde el interior como desde el exterior, para lo cual se deberá perforar también la propia puerta durante la instalación. El cilindro incluido junto con la barra es anti extracción y antitaladro, se trara sin duda las barras de seguridad más inexpugnables que existen en el mercado

Otros modelos de barras de seguridad

También podemos denominar barras de seguridad a las que se instalan normalmente en los baños o escaleras a modo de barandilla para evitar caídas. Son muy útiles en domicilios de personas mayores con problemas de movilidad o en general en baños ya que la humedad del suelo puede provocar peligrosos resbalones. Volviendo a las barras de seguridad para puertas añadimos otras dos posibilidades, la llamada barra cuadrada que se instala transversalmente aunque se trata de un modelo más sencillo que los anteriores y con un nivel de seguridad intermedio, y las barras de seguridad exteriores utilizadas normalmente para almacenes o cobertizos, que se instalan, abren y cierran siempre desde el exterior, se trata de modelos bastante robustos aunque también más expuestos a que sean forzados. En cuanto a las denominadas barras antipalanca, desde TodoSeguridad no las recomendamos ya que pueden tener más problemas que inconvenientes, solo son útiles en puertas que presenten defectos, en la mayoría de los casos con solo utilizar previamente una cuña pueden incluso facilitar el trabajo de apalancado

Door Jammer, barra de seguridad compacta

Este modelo de lo que podríamos llamar sistema de seguridad inspirado en las barras verticales es todo un éxito de ventas. Su diseño patentado utiliza las líneas curvas tanto para disipar la energía como para fijar la hoja de la puerta al suelo con gran fuerza de forma que es casi imposible forzarla desde el exterior. No requiere de instalación y es muy fácil de colocar, tan solo hay girar la tuerca de su pie. Más fácil es aún de quitar pues su sistema patentado hace que al tirar de su cuerpo hacia arriba se libere la tuerca y con ella toda la estructura. Es apto para suelos tanto planos como inclinados así como para cualquier tipo de superficie, ya sea madera, azulejo o alfombra la almohadilla especial bajo su pie proporciona el agarre necesario. El único requisito es que sea una puerta de apertura hacia el interior de la vivienda

Porque comprar barras de seguridad

Cuando hablamos de aumentar el nivel de seguridad de nuestro hogar debemos fijarnos en primero lugar en la puerta de entrada. Tal vez no sea la única vía de acceso a nuestro domicilio pero desde luego es la más probable, sobre todo si vivimos en un edificio de varios pisos. Una puerta puede tener muchos mecanismos de apertura distintos y de niveles de seguridad muy diferentes, pero ninguno de ellos la hará infranqueable. Cualquier puerta con cualquier combinación de sistemas de seguridad puede ser abierta por ladrones expertos que dispongan de la habilidad y el tiempo suficiente… y es que aquí esta la clave, en el tiempo. Para que un robo no suponga un riesgo excesivo para quienes lo perpetran debe poder llevarse a cabo en la menor cantidad posible de tiempo, si forzar una puerta empieza a tomar más tiempo del previsto la mayoría de cacos optarán por cambiar de vecino. Es por esto que añadir medidas de seguridad extras puede evitar un robo en nuestra casa, y entre ellas una barra de seguridad es sin duda una de las más definitivas

Más productos de seguridad relacionados