Cajas de seguridad o cajas fuertes

Las cajas fuertes o de seguridad son un elemento indispensable cuando tenemos propiedades valiosas que debemos guardar a buen recaudo, independientemente de que hablemos del ámbito laboral o doméstico. Si hay riesgo implícito de robo o sustracción habrá aún más necesidad de tomar esta medida de seguridad, pero aunque a priori no exista tal peligro tomar la precaución de asegurar dichas pertenencias es casi una obligación, las consecuencias de perder esos bienes son a menudo fatales

Top 4 Cajas fuertes convencionales más vendidas en 2019

Existen muchos tipos de caja fuerte o de caudales según las necesidades, en esta sección nos centraremos en las de un tamaño relativamente reducido, y llamaremos convencionales a las cajas diseñadas para poder estar sencillamente sobre una estantería o dentro de un armario, aunque a menudo también vienen provistas de sistemas para poder ser ancladas a suelo o pared mediante pernos para aún mayor seguridad

Top 4 Cajas de seguridad empotrables más polulares 2019

Como su propio nombre indica están diseñadas para ser empotradas en la pared con lo que dificultan aún más el acceso a su interior. La única cara accesible de la caja fuerte será la puerta que a menudo es con diferencia la más gruesa y segura, no habrá manera sencilla de acceder a los otras caras que estarán tapadas con hormigón. Estas cajas fuertes lógicamente requieren de instalación, que incluirá trabajo de albañilería

Top 4 Cajas fuertes camufladas más vendidas 2019

Las cajas de seguridad camufladas son una alternativa muy popular, sobre todo para guardar objetos pequeños de forma mucho más discreta. Cualquiera que encuentre una caja fuerte convencional puede imaginar que contendrá algo valioso, incluso podría optar por llevársela e intentar abrirla en otro sitio en caso de tener medios para transportarla. Pero quien va a sospechar de una caja de fusibles, un diccionario o una lata de coca cola?

Top 4 Caja seguridad para armas más exitosas 2019

Aunque en nuestro país la tenencia legal de armas no es tan habitual como por ejemplo en EEUU, en el caso de guardar una en el domicilio ya sea a nivel particular o por trabajar en las fuerzas de seguridad, sin duda es imprescindible disponer de una caja de seguridad para almacenarla. Los modelos más habituales tienen el tamaño justo para guardar una pistola reglamentaria, pero también se venden armarios para armas largas de uso en armerías de los cuerpos de seguridad

Otros tipos de cajas de caudales en Top Ventas

La variedad de cajas fuertes es enorme, hay gran variedad de tamaños, anclajes y tipos de mecanismos de seguridad para su cierre. En esta sección listamos otras tantas cajas fuertes de tipos muy variados y que también están en la lista de las más vendidas, aunque fuera de los top 4 que hemos mostrado para los tipos principales

Tipos de cajas fuertes de seguridad

Aunque la forma principal y más importante de diferenciar los distintos tipos de cajas fuertes es sin duda su nivel de seguridad, también podemos hacerlo según su uso y colocación. El tipo más básico de caja serían las llamadas de sobreponer o de sobremesa, que son las que podemos colocar donde queramos, sobre un mueble o incluso dentro de un armario, ya que normalmente son de tamaño reducido. Otras son las empotrables, similares a las anteriores en tamaño pero que necesitan de instalación y aportan un plus de seguridad. Luego están las ignífugas que resisten especialmente el calor y en caso de incendio disminuyen en peligro de que los objetos contenidos en la caja resulten perjudicados por las altas temperaturas, ya sea por estar hablando de documentos en papel o de soportes informáticos de tipo magnético u óptico

También existen con una ranura especial que permite la rápida introducción de documentos o dinero en efectivo sin perder tiempo abriendo la caja, pero sin que la existencia de la ranura comprometa la seguridad de la caja. Mención aparte merecen las camufladas, a menudo más pequeñas para pasar desapercibidas, siendo su excepción las de suelo que son mucho más grandes y que al igual que las empotradas requieren de instalación, a cambio son casi indetectables. Por último mencionar las de tienen un zócalo que posibilita su colocación dentro de por ejemplo un armario fijándola al suelo pero sin obstaculizar la apertura de la caja

Niveles de seguridad, normativas y certificados

Existen dos normas en lo referente a cajas de seguridad, que podríamos dividir entre particulares y profesionales. La normativa básica es la europea EN 14450 que garantiza un mínimo grado de seguridad normalmente para protección en el domicilio particular, asimismo tiene dos niveles el mínimo el S1 y el superior el S2. La siguiente normativa para necesidades más profesionales es la EN 1143-1 que asimismo tiene hasta 6 niveles de seguridad, empezando por el Grado 0 que es el más básico pero ya superior a el S1 y S2, pasando por el Grado I obligatorio para la custodia de armas de fuego, hasta llegar al Grado V que es el superior

Que una caja fuerte ostente una u otra certificación dependerá de aspectos como el tipo y sisteme de apertura, que puede consistir un uno o varios sistemas combinados que van desde el mecánico con llave hasta los motorizados y electrónicos, incluso biométricos en los modelos más modernos. Las propias cerraduras también pueden estar certificadas por su norma EN 1300, un requisito en las normas más altas para cajas fuertes. Otro factor que afecta al grado de seguridad es el espesor del frente en la puerta frontal, con un mínimo de 3 mm que en modelos con mayor seguridad va acompañado de otra capa extra de acero antitaladro