Camaras de seguridad falsas

Las cámaras de seguridad o de vigilancia simuladas son una versión no funcional de las mismas, externamente parecen iguales ya que tienen una carcasa prácticamente idéntica, incluso a menudo con luz y movimiento, pero no son realmente cámaras pues no graban imagen, son artilugios que se hacen pasar por los reales a mucho más bajo coste y que con su presencia simulan un alto nivel de seguridad

Top 4 Cámaras de seguridad falsas más vendidas 2019

Estas cuatro cámaras han sido las que mejores ventas han obtenido a lo largo de este año, clientes que las han comprado previamente han mostrado su satisfacción a través de sus reseñas favorables, lo que ha animado a otras personas a adquirirlas hasta alcanzar lo más alto de la lista de ventas. Excelente relación calidad precio garantizada!

Otros modelos de cámaras simuladas de seguridad

Añadimos otros modelos a la lista anterior para ampliar la gama disponible, los lotes con varias cámaras iguales suelen ser la mejor opción en caso de que queramos cubrir una superficie amplia, nos llevaremos cada unidad a un precio bastante más barato. Hay que tener en cuenta que aún con cámaras de seguridad reales si su número es inferior al necesario para cubrir todos los ángulos o su posición no es la correcta, ladrones experimentados podrían optar por entrar a robar aprovechando los ángulos muertos o zonas no cubiertas por el sistema de videovigilancia

Tipos más habituales de cámaras de seguridad falsas

Normalmente no encontramos los mismos tipo que en el caso de las cámaras de vigilancia ordinarias, tenemos las cámaras para techo también conocidas como tipo dome con su reconocible diseño semiesférico y por otro lado las cámaras de pared que suelen estar montadas sobre un brazo articulado. Este tipo podemos encontrarlo para interior y para exterior, en cuyo caso estará fabricada en materiales resistentes a la lluvia y por lo tanto será algo más cara. La mayoría de modelos tienen luces LED rojas que parpadean para simular estar en funcionamiento y tomando imágenes, los más avanzados disponen de detectores de movimiento para lograr que su objetivo se fije sobre las personas que pasen cerca de las mismas, con lo que su realismo es impresionante

Las ventajas de comprar una cámara falsa de seguridad

Este tipo de cámaras tienen como principal ventaja un precio muy inferior a las cámaras reales, sobre todo cuando hablamos de cámaras de seguridad de altas prestaciones y aptas para el exterior. También tienen un reducido coste de mantenimiento, solo cambiar la pilas muy de vez en cuando, mientras que las profesionales llevan inherente mucho más consumo eléctrico además de los derivados de los equipos informáticos a los que por fuerza deben estar conectadas para grabar las imágenes. Finalmente la propia instalación es muchísimo más sencilla, habitualmente fijar al techo a pared tras haber elegidos el lugar o lugares más óptimos y poco más, no requieren de ningún tipo de configuración

Este tipo de cámaras tienen una demanda realmente alta, muchas de las que podemos observar en calle o negocios supuestamente vigilándonos realmente no lo están haciendo… además los fabricantes saben estar al día de los modelos auténticos más demandados y el grado de realismo que implementan en sus diseños es tal que resulta realmente muy difícil diferenciar las reales de las simuladas sin llegar a poder tocarlas… y si el ladrón llega a poder ponerle las menos encima ya dará igual de que tipo fueran! Con lo que su poder de prevención en muchos casos es el mismo siendo el coste realmente la única diferencia

Su colocación es realmente útil en gran variedad de lugares en los que queramos aumentar la seguridad, tanto en viviendas o portales de comunidades de vecinos como en espacios públicos o todo tipo de negocios. Cuando hablamos de mantener alejados a los maleantes no solo nos referimos a cacos si no a cualquiera con la intención de realizar una acción ilegal que no quiera que la misma quede registrada, lo cual amplia muchos las posibilidades de protección y los lugares en que una cámara falsa de vigilancia pueda resultar útil

Consejos para una optima colocación de cámaras falsas

Debemos tratar de instalarlas a la mayor altura posible, no solo para evitar que nadie pueda llegar hasta ellas e inutilizarlas sino también para que no puedan ser observadas de cerca, desde donde un delincuente experimentado podría llegar a notar que se no trata de una cámara auténtica. Al mismo tiempo hay que colocarlas en lugares de máxima visibilidad, tanto para hacer realista el área de visión supuestamente cubierto por la cámara como para que cualquier que entre en el espacio a proteger las detecte fácil y rápido… de nada sirve una cámara disuasoria si no resulta bien visible!

Es muy conveniente colocar también carteles de zona vídeo vigilada en las cercanías, añadirá mayor realismo a nuestro simulado sistema de seguridad. Por último en cuento a la legalidad o legislación vigente de este tipo de instalación no hay de que preocuparse, no solo es completamente legal si no que nos exime de aplicar leyes de protección de datos ya que no estamos registrando ningún tipo de imagen o información

También le pueden interesar estas categorías de seguridad